¡20% de descuento en toda la Tienda!COMPRA AHORA

¿Y si estuviésemos atrayendo todo lo que nos ocurre?

Hay una gran verdad cada más aceptada en el mundo entero: ¿Y si estuviésemos atrayendo todo lo que nos ocurre?. Al establecer esto y ver a nuestro alrededor llegamos a una conclusión que puede resultarnos inquietante:

¿Si atraemos lo que nos sucede, por qué me están ocurriendo todas estas cosas que, por decir lo menos, no me agradan?

Empezamos entonces a darnos cuenta que nuestras emociones son las que alteran los resultados finales. Que mi predisposición es lo que determina el éxito o fracaso de mis proyectos, vivencias o experiencias. No importa si nos referimos al plano personal o laboral, si es una cita médica o una romántica, el resultado depende mí y de nadie más.

¿Y de dónde vienen esas predisposiciones negativas?

Puede ser que todo venga de ideas inculcadas por la familia durante la infancia, puede ser que vengan incluso de temas no resueltos en nuestro árbol genealógico, puede ser un tema kármico, pero sea como fuere, todo esto se genera en nuestro primer chakra, el chakra de la Raíz.

El Chakra Raíz, está ubicado en la base de la columna vertebral y su energía brilla en un color rojo encendido. Es nuestra base, nuestro soporte. Tal cual, si fuéramos una planta, nos une con la tierra, con la energía sanadora y abundante del centro de la tierra. El funcionamiento de este chakra en la parte energética se relaciona con la capacidad de autoprotección, con la salud física y emocional y con la realidad que proyectamos. Cuando está en armonía nuestra vida fluye de una manera sencilla y natural. Pero, ¿Qué sucede cuando entra en desbalance?

Es el chakra que rige el funcionamiento del colon, la composición y recorrido de la sangre en nuestro cuerpo, los genitales, la sexualidad, las glándulas suprarrenales y por tanto, rige la cantidad que segregamos de la hormona llamada Cortisol.

Esta hormona es la que nos mantiene despiertos, alertas y asertivos. Nos despierta cada mañana dándonos ánimo y vitalidad el nuevo día y utilizamos toda esa reserva diaria para avanzar y ocuparnos de nuestros quehaceres y llegar a la noche, donde ya lo utilizamos casi todo y estamos listos para relajarnos y descansar.
Al tener el chakra raíz bloqueado, producimos una cantidad exagerada de cortisol, y eso nos lleva a vivir en ansiedad, que se puede traducir como vivir con miedo y una expectativa negativa sobre el futuro. Entonces, ya no solo me preocupo de lo que sucede en el momento, sino que tengo la necesidad de preocuparme por cosas y eventos que ni siquiera están ocurriendo.

Tenemos miedo a enfermarnos, a estar solos, a fracasar, a que nos abandone la pareja, a perder el trabajo, etc. No podemos ser felices porque vivimos en anticipación de lo peor. No somos conscientes de que mi cuerpo no sabe si estoy tenso por una amenaza real o si todo está ocurriendo en mi mente y entonces llego a intoxicarme y empiezo a somatizar todas las emociones que estoy viviendo. Es entonces que mi cuerpo produce enfermedades o síndromes, como la migraña, fibromialgia, colon irritable, problemas gastrointestinales, dolores parecidos a los reumáticos, sumado a otros problemas como la falta la memoria o de concentración, insomnio, cansancio crónico, agotamiento. Y claro, a más dificultades y obstáculos vamos entrando en un círculo
vicioso del que nos cuesta escapar.

Lo importante es romper ese círculo vicioso, ¿Cómo lo hacemos?

  1. Como en todo proceso de desintoxicación, el primer paso es reconocer que nos está ocurriendo y que necesitamos ayuda.
  1. Buscar ayuda de un especialista. Si se ha instalado en nosotros un malestar psicosomático hay que encontrar soporte profesional. En estos temas las terapias holísticas juegan un papel fundamental ya sea acompañando la
    terapia o tratamiento de un médico o solas, porque tratan a las personas como un todo. Como Cuerpo, mente y espíritu. En una terapia de limpieza de aura se puede conseguir mucho ya que al diagnosticar el bloqueo del chakra
    raíz se conversa hasta que el paciente mismo ve la causa, el origen de este problema. Una vez hecha esta limpieza, la armonización de energía cada cierto tiempo nos lleva a mantener esta armonía y balance desde el plano energético.
  2. Reeducar nuestras emociones y respuestas es punto básico. Meditar más, relajarnos mejor y evitar quejarnos tanto y por todo también contribuye al éxito en la sanación.
  3. Practicar alguna actividad física, necesitamos soltar y dejar salir de nuestro sistema el excedente de esta hormona. Quizás un deporte o solo caminar.
  4. Ejercer la comunicación pacifica, esa en la que yo dejo saber al resto como me siento y como hacen sentir los demás en el día a día, siendo capaz de comunicar todo esto de manera tolerante y respetuosa.
  5. Respetar nuestro tiempo libre. La creatividad nace en una mente relajada, en una mente que tiene momentos de ocio y de entretenimiento.
  6. Buscar estimulación positiva. Puede ser un libro, un curso que siempre nos ha interesado tomar o un tema en el que quisiéramos profundizar
  7. Consultar a nuestro medico sobre el uso de suplementos que nos ayuden a aligerar la carga del estrés o mejorar la calidad de nuestro descanso, ambos temas importantes. Por ejemplo, se ha logrado determinar que la deficiencia
    de Magnesio nos hace más propensos al estrés y a los síntomas que genera en nuestro cuerpo.

Al mejorar nuestra salud energética, más concretamente la salud de nuestro chakra raíz, nos conectamos nuevamente al flujo abundante e infinito de energía que sale del centro de la tierra, y así vibramos con una energía más alta que por ende atrae mejores cosas a nuestra realidad.

Milagros Vinces Waltersdorfer – Terapeuta Holística

Sígueme en:
Facebook: https://www.facebook.com/milagrosvincesterapeuta

Instagram: https://www.instagram.com/milagrosvinces_terapeuta/

Si deseas saber más información acerca de estos temas, te invitamos a leer los artículos de nuestro blog: Mundo Holístico

Share this post

Start typing and press Enter to search

Shopping Cart

No hay productos en el carrito.