¡20% de descuento en toda la Tienda!COMPRA AHORA

Tipos de masaje y sus beneficios para la salud

Si necesitas o te apetece un masaje, puedes elegir entre diversos tipos de masajes con una amplia variedad de beneficios para la salud. Aunque no los encontrarás todos en la misma clínica estética. Un masaje implica presionar o manipular los músculos y otros tejidos blandos con las manos y los dedos. A veces, incluso con los antebrazos, codos o pies.

Según la Asociación Estadounidense de Terapia del Masaje, hasta el 25 por ciento de los adultos recibieron un masaje al menos una vez durante el 2018. Son muchas las personas y las razones para hacerlo. Cada vez más personas, especialmente los baby boomers, reconocen los beneficios para la salud de los masajes.

Los Tipos de masajes más recomendados

  1. Drenaje linfático. El sistema linfático ayuda a eliminar los desechos de tu cuerpo. Un sistema linfático activo y saludable utiliza los movimientos naturales del tejido muscular para eliminar todo aquello que le sobra a tu cuerpo. Pero no siempre, y sobre todo cuando vamos cumpliendo años, es tan activo y por lo tanto tan efectivo. Al realizar un masaje linfático, es importante que el masaje incluya no sólo el área afectada para que sea efectivo. Todo el sistema linfático del cuerpo, excepto la cabeza, el lado derecho del pecho y el brazo derecho, drena cerca del hombro izquierdo, por lo que un masaje debe incluir todas las áreas para drenar adecuadamente.

Dos son las etapas del masaje linfático: limpieza y reabsorción

El propósito de la limpieza es crear un vacío con una presión suave para que el área esté preparada para traer más líquido, creando un efecto de enjuague.

La segunda parte del masaje linfático es la reabsorción. Para realizar esta etapa del masaje:

Hay que comenzar en la parte afectada del cuerpo más alejada del centro del cuerpo. Por ejemplo, la punta de los dedos si tienes linfedema en la mano, el brazo y el hombro.
Con un movimiento suave y amplio con solo la presión suficiente para desplazar la superficie de la piel, hay que masajear desde la punta de los dedos hasta la mano, desde la mano hasta el codo y desde el codo hasta el hombro.

  1. Kobido
    Se caracteriza sobre todo por la velocidad de las manos y de los dedos y de cómo se se utilizan en cada momento. Utilizando diferentes velocidades, lentas para relajar y drenar y velocidades rápidas para estimular y conseguir el efecto de lifting. Ahora bien, el masaje kobido nunca debe causar dolor. Las manos del masajista nos aplica el tratamiento con delicadeza, sin dolor, pero no por ello menos efectivo.
  1. Masaje sueco
    El tipo más común de masaje es el masaje sueco. Se trata de movimientos suaves y largos. Como si te estuvieran amasando el cuerpo. Movimientos ligeros, rítmicos con pequeños golpes, en las capas superiores de los músculos. Esto también se combina con el movimiento de las articulaciones. Al aliviar la tensión muscular, la terapia sueca puede ser relajante y energizante. Muy recomendable después de haber tenido una lesión.

Las cuatro formas más comunes de dar un masaje sueco

  • Effleurage: suave, deslizando las manos, utilizado para relajar los tejidos blandos.
  • Petrissage: se aplica más presión, amasando los músculos.
  • Fricción: movimientos circulares profundos que hacen que las diferentes capas de tejido toquen unos con otros, lo que ayuda a aumentar el flujo de sangre, descomponiendo el tejido cicatricial.
  • Tapotement: un toque corto, alterno, hecho con las manos ahuecadas, los dedos o el borde de la mano.
  1. El masaje de mayor profundidad
    El masaje de tejido profundo es el mejor para prestar atención a ciertos puntos problemáticos, más dolorosos y rígidos que puedas tener en el cuerpo. El profesional del masaje usa movimientos lentos y deliberados que se concentran en las capas donde se encuentran los músculos, tendones u otros tejidos. Aunque es menos rítmico que otros tipos de masaje, el masaje en los tejidos más profundos puede ser terapéutico: aliviar los patrones crónicos de tensión y ayudar con lesiones musculares, como el esguince, y contracturas en la espalda.
  2. Masaje deportivo
    Desarrollado para ayudar con los sistemas musculares utilizados para un deporte en particular.

El masaje deportivo utiliza diferntes técnicas para ayudar a los atletas en el entrenamiento, antes, durante o después de realizar deporte. Puedes usarlo para ayudar a la flexibilidad o prevenir lesiones. O bien, puede ayudar a las distensiones musculares, ayudando a curar una lesión deportiva.

  1. Masaje Shiatsu
    En japonés, shiatsu significa presión con los dedos. Para el masaje shiatsu, el terapeuta utiliza una presión rítmica variada en ciertos puntos más concretos del cuerpo. Estos puntos se denominan puntos de acupresión y se cree que son importantes para el flujo de energía vital del cuerpo, llamado chi. Los defensores dicen que el masaje shiatsu puede ayudar a aliviar los bloqueos en estos puntos de acupresión.
  2. Masaje tailandés
    Durante un masaje tailandés, el masajista usa su cuerpo para dar el masaje al cliente, teniendo una extensa variedad de posiciones y movimientos. Este tipo de masaje incluye la compresión de los músculos, la movilización de las articulaciones y la acupresión.
  3. Masaje con piedras calientes
    Para este tipo de masaje, el masajista coloca piedras calientes en ciertas áreas del cuerpo, como los puntos de acupresión. Las piedras se pueden utilizar como herramientas de masaje o se pueden dejar estáticas. Utilizadas junto con otras técnicas de masaje, las piedras calientes pueden ser muy calmantes y relajantes, ya que transmiten calor al interior del cuerpo.
  4. Reflexología
    La reflexología es la aplicación de la presión adecuada en puntos y áreas específicas de los pies, manos u oídos. Los reflexólogos creen que estos puntos reflejos corresponden a diferentes órganos y sistemas del cuerpo, y que presionarlos crea beneficios reales para la salud de la persona.
  1. Masajes durante el embarazo
    Durante el embarazo, el cuerpo pasa por grandes cambios. El masaje durante el embarazo puede ayudar con estos cambios, a la reducción el estrés, disminuir el hinchazón de brazos y piernas y aliviar el dolor muscular y articular . El masaje puede ser particularmente útil durante un tiempo en que los medicamentos y otras opciones médicas pueden ser más limitados. Usando almohadas de masaje especialmente diseñadas, el masajista te ayudará a colocarte en una posición cómoda para este tipo de masaje y tu estado de embarazo.

¿Cuáles son los beneficios para la salud del masaje?

Muchos tipos de masaje ofrecen beneficios más allá de la simple relajación. Éstos son sólo algunos de los problemas de salud que pueden verse beneficiados por los masajes. Sin embargo, consulta a tu médico si lo que quieres es curar a través de un masaje alguna enfermdad.

  • El dolor de espalda . Más de un estudio ha demostrado la efectividad del masaje para el dolor de espalda. En muchas ocasiones, se ha demostrado, que dolores que en un principio se atribuían a los huesos, por el tipo y características, en realidad eran por contracturas en la espalda. Las molestias más comunes en la espalda se dan en la zona lumbar y hombros.
  • Dolor de cabeza. Otro tipo de dolor, el dolor de cabeza , también responde muy efectivamente a las terapias que tienen como protagonista a los masajes. Algunos estudios sugieren que los masajes pueden reducir el número de migrañas que tiene una persona y también mejorar el sueño.
  • La osteoartritis. En el primer ensayo clínico que analizó la efectividad del masaje sueco para la osteoartritis de rodilla, los participantes que recibieron un masaje de una hora, una o dos veces por semana tuvieron mejoras en el dolor, la rigidez y la funcionalidad en la rodilla.
  • Los síntomas del cáncer. Utilizado como complemento de la medicina tradicional, el masaje puede promover la relajación y reducir los síntomas del cáncer o los efectos secundarios del tratamiento. Puede ayudar a reducir el dolor, la hinchazón, la fatiga, las náuseas o la depresión, por ejemplo, o mejorar la función de su sistema inmunológico. Sin embargo, hay áreas específicas que un masajista debe evitar en un paciente con cáncer, así como los momentos en que se debe evitar por completo el masaje. Siempre tienes que consultar a tu médico antes de recibir un masaje si tienes cáncer.
  • Depresión. Un estudio con 17 ensayos clínicos encontró que los tratamientos a base de masajes puede ayudar a reducir la depresión. Esto vuelve a demostrar que los masajes no sólo tienes beneficios en un tu estado físico si no también en tu estado de ánimo.

Si deseas sabe más información acerca de estos temas, te invitamos a leer los artículos de nuestro blog: Mundo Holístico

Fuente: https://drbline.com/

Share this post

Start typing and press Enter to search

Shopping Cart

No hay productos en el carrito.