¡20% de descuento en toda la Tienda!COMPRA AHORA

El proceso en el ritual del Temazcal

Lejos quedan aquellos temazcales 100% tradicionales, actualmente son muy pocas las personas que realizan el proceso del ritual de Temazcal. Además hay una tendencia de la comunidad indígena: ser cautelosos a la hora de compartir su conocimiento y suelen ser muy cerrados a ello.

En el rito enteramente tradicional, la ceremonia se lleva a cabo en dialecto y el nivel espiritual que se maneja es muy profundo. Dentro del temazcal se puede llegar a consumir algún tipo de planta alucinógena, esto debido a que en la antigüedad los sumos sacerdotes lo hacían cuando tenían que tomar alguna decisión: ingresaban al temazcal con alguna planta “de poder”, alucinógena, como forma de alcanzar la iluminación.

También eran muy común los partos dentro del baño así como las sesiones de integración social, en las cuales ingresaban al temazcal hombres y mujeres desnudos; eran acomodados de forma intercalada y si sucedía alguna agresión sexual había una severa pena física.

Actualmente, muchas de estas prácticas quedaron atrás. En México, el rito se lleva a cabo en español con fines de desintoxicación, relajación y de encuentro espiritual. Las personas ingresan en ropa interior o traje de baño, aunque con la obscuridad del interior algunos pueden llegar a desnudarse mientras están en el baño. La comunidad que ha intentado mantener la tradición hace énfasis en cuidar el respeto a las etapas y elementos más que en las prácticas sociales.

Roles dentro del ritual

HOMBRE DE FUEGO
Es la persona que avienta el té de hierbas a las rocas calientes. Durante el ritual, esta persona se sitúa junto a la hornilla, donde el calor es más intenso ya que requiere de mucha fuerza física y espiritual.

TEMAZCALERO O GUÍA
Dirige la sesión, indica las actividades y es el responsable de las personas que están dentro del temazcal. Puede ser el mismo que el hombre de fuego.

PARTICIPANTE
Llega con la disposición de integrarse a la ceremonia; a menos que el guía indique lo contrario, se mantiene en silencio durante toda la sesión. Acata cada una de las instrucciones del guía.

EL PROCESO

Una vez que el temazcal está totalmente caliente y las rocas se encuentran al rojo vivo se procede con el ritual.

  • Antes de ingresar, los participantes se integran en un círculo en medio del cual se coloca una ofrenda con los cuatro elementos: tierra, agua, fuego y aire. Cada uno dirigido a su respectivo punto cardinal y se le pide permiso a cada uno de los rumbo. De acuerdo a la interpretación indígena, existen siete puntos: norte, sur, este, oeste, el centro, el universo y la madre Tierra. Con esta ofrenda se pide con humildad a los rumbos que acompañen a los participantes en el viaje interno al temazcal y dejen una enseñanza.
  • Se recorre a cada uno de los participantes con un sahumerio o popochcomeh con copal, algunos guías agregan café u otro tipo de hierbas. El copal es utilizado por ser un elemento muy puro que oscila entre sólido y líquido, se saca de los árboles al cortar su corteza, por lo que al copal se le atribuye la condición de “lágrimas de árbol”, irónicamente, es la única resina que no hace llorar los ojos. El sahumeado de los participantes representa una purificación, puesto que el temazcal representa el vientre de la madre tierra nada impuro puede entrar en ella.
  • Para ingresar al temazcal, se coloca la frente en el piso de la puerta y se repite “Ometéotl”, pidiendo así permiso al dios creador el ingreso a la madre tierra. Todo en el interior del temazcal se mueve de izquierda a derecha. Los participantes, piedras, palabra, agua, instrumentos musicales, se recorre siempre en círculo, respetando el orden de la evolución y siguiendo el flujo de la energía.
  • Una vez todos dentro, la puerta cerrada y en total oscuridad, el hombre de fuego comienza a echar té de hierbas medicinales en las rocas calientes, produciendo así el vapor. El guía empieza dirigir las dinámicas que pueden ser cantos, meditaciones, respiraciones, hasta atravesar las cuatro puertas que integran la sesión de aproximadamente tres horas. A lo largo de ese tiempo, el guía puede invitar a los participantes frotarse el cuerpo con plantas, aceites vegetales o barro.
  • Las llamadas “puertas” del rito del temazcal son las etapas por las que se atraviesa. Literalmente, cada puerta es el abrir y cerrar la puerta del temazcal; simbólicamente para llevarlo a cabo hay todo un ritual, pues todos los miembros que participan deben estar conscientes de que se termina una etapa o ciclo de la vida e inicia otro. Son cuatro puertas las que se llevan a cabo, cada una de ellas representa un elemento: siembra, femineidad, masculinidad y los ancestros, el “qué me llevo”.
  • Cuando finaliza la sesión, se sale en la misma posición en la que se entró, agradeciendo nuevamente por la experiencia. Una vez fuera, los participantes se enjuagan con agua fría o té de hierbas.

CANTOS

Una de las dinámicas que libera al cuerpo dentro del temazcal son los cantos o rezos, pues es una cuestión espiritual donde se busca que los participantes, a través del canto, se conecten con la energía del todo, respetando y venerando las esencias de los cuatro elementos.

“Tierra es mi cuerpo, agua es mi sangre, viento es mi aliento y fuego mi espíritu” Canto popular

Por lo mismo, incluso en la actualidad suelen surgir nuevos rezos provenientes de la espontaneidad de los participantes.

Si deseas saber más información acerca de estos temas, te invitamos a leer los artículos de nuestro blog: Mundo Holístico

Fuente: https://loquenosdejaron.wordpress.com/

Share this post

Start typing and press Enter to search

Shopping Cart

No hay productos en el carrito.