¡20% de descuento en toda la Tienda!COMPRA AHORA

Yoga prenatal: lo que necesitas saber

Yoga prenatal: todo lo que necesitas saber. Si estás embarazada y buscas maneras de relajarte o mantenerte en forma, podrías considerar el yoga prenatal. ¿Pero sabías que el yoga también podría ayudarte en la preparación para el trabajo de parto y promover la salud de tu bebé?

Antes de comenzar el yoga prenatal, debes comprender el abanico de posibles beneficios, así como qué supone una clase típica y los consejos de seguridad importantes.

¿Cuáles son los beneficios del yoga?

Al igual que otros tipos de clases de preparación para el parto, el yoga es un enfoque multifacético del ejercicio que estimula el estiramiento, la concentración mental y la respiración localizada. Las investigaciones sugieren que el yoga prenatal es seguro y puede tener muchos beneficios para las mujeres embarazadas y sus bebés.

El yoga puede hacer lo siguiente:

  • Mejorar el sueño
  • Reducir el estrés y la ansiedad
  • Aumentar la fuerza, la flexibilidad y la resistencia de los músculos necesarios para el parto
  • Disminuir el dolor de espalda baja, las náuseas, los dolores de cabeza y la dificultad para respirar
  • El yoga prenatal también puede ayudarte a conocer otras mujeres embarazadas, a establecer vínculos con ellas y a prepararte para el estrés de ser una nueva madre.

¿Cómo es una clase típica de yoga?

  • Respiración. Se te animará a que te concentres en inhalar y exhalar lenta y profundamente a través de la nariz. Las técnicas de respiración de yoga prenatal pueden ayudarte a reducir o a controlar la falta de aliento durante el embarazo y a manejar las contracciones durante el trabajo de parto.
  • Estiramientos suaves. Se te animará a que muevas suavemente diferentes áreas del cuerpo, como el cuello y los brazos, abarcando todo su rango de movimiento.
  • Posturas. Al estar de pie, sentada o acostada en el suelo, moverás suavemente el cuerpo en diferentes posiciones con el fin de desarrollar la fuerza, la flexibilidad y el equilibrio. Es posible que uses accesorios, como mantas, cojines y cinturones, para proporcionarte apoyo y comodidad.
  • Enfriamiento y relajación. Al final de cada clase de yoga prenatal, relajarás tus músculos y restaurarás tu ritmo cardíaco y respiratorio en reposo. Es posible que se te anime a escuchar tu propia respiración, a que prestes mucha atención a las sensaciones, pensamientos y emociones, o a que repitas un mantra o una palabra para lograr un estado de autoconciencia y calma interior.

Si deseas saber más información acerca de estos temas, te invitamos a leer los artículos de nuestro blog: Mundo Holístico

Fuente: https://www.mayoclinic.org/

Share this post

Start typing and press Enter to search

Shopping Cart

No hay productos en el carrito.